Puertas blindadas

puertas-blindadas

Antes de comprar, instalar o comprar una puerta blindada debe saber que para la seguridad se pueden contar con puertas blindadas o puertas acorazadas, cada una pensada para proteger hasta donde sus capacidades se lo permiten, ataques de ladrones y de ciertas herramientas o armas. Así que es importante saber las capacidades y características de cada una para elegir la indicada para su necesidad.

-Las puertas blindadas pueden estar compuestas de madera en la parte externa y a la vista como una puerta estándar; pero en su parte interna están compuesta por una o dos chapas de acero que no llegan hasta el canto y el cerco se protege con un canto metálico. Lo ideal es reforzar su seguridad con bisagras especiales anti palanca y pueden incorporarse cerraduras con tres o cinco puntos de anclaje a lo largo del lateral; también es importante el reforzamiento del marco algo, con otras empresas pasan por alto. Desde cerrajerosmallorca.online/ puedes tener más información.

Ya si por el contrario ya posee una puerta blindada, pero necesita repararla o reemplazar una de sus partes, le explicamos el nombre y uso de cada una.

*Cerradura: la piensa más conocida, es donde es más probables que se intente violentar. En el caso de una puerta blindada posee un cilindro que impide su extracción con ganzúas o taladros, puede soportar hasta 500 kilogramos que varía según el modelo y tamaño; lo ideal es instalarla con dos escudos de seguridad.

*Llaves: son creadas especialmente para la cerradura que usa su puerta y suele entregarse varias copias para que se distribuyan como el cliente lo desee; es importante destacar que los instaladores no se quedan ninguna copia por lo que si el cliente pierde todas las copias la única forma de abrir una puerta por parte de los instaladores es destruyendo la cerradura y parte de la placa de acero, esto tardando de cuatro a cinco horas aproximadamente.

*Visor panorámico de 180 grados para poder ver qué hay del otro lado de la puerta.

*Perfiles: placas de acero dentro de la puerta que evitan el uso de palancas para abrirla a la fuerza.

*Bloqueo por los cuatro costados: al accionar la llave las barras de acero previamente colocadas dentro de la puerta, se mueven al mismo tiempo dejando la puerta bloqueada por los cuatro lados.

-Las puertas acorazadas: son las que tanto el cerco como la hoja son de acero, poseen tubos de acero y hormigones especiales, así como distintas aleaciones que se insertan en la superficie de la puerta para reforzar y proteger las chapas de acero colocadas en la parte interior de la puerta. Debido a todo esto son más pesadas que las puertas blindadas y poseen más protección; sin embargo, su costo es mayor que una puerta blindada por lo que se recomienda tener en cuenta estos aspectos al momento de elegir una u otra.

Al igual que las puertas blindadas están compuestas de varias partes a tener en cuenta para su instalación o reparación:

*Cerradura: la idea es la misma que la cerradura de una puerta blindada pero también puede contener una combinación específica para bloquear la caja de la cerradura y pueden ser mecánicas, retardadas, electrónicas, digitales, etc.

*Llaves: suelen usarse también, pero lo ideal es sustituirlos por tipos especiales de cerraduras como las nombradas anteriormente.

*Bisagras: dotadas de resistencia extra contra la acción de sierras o palancas.

*Cerco y anclajes: son de hierro macizo y al igual que el interior de la puerta, está formado por acero     que evita puntos vulnerables.

*Retenedor: equivalente a las antiguas cadenas.

Hay también materiales extra para fortalecer aún más la puerta como anti acústico y anti inflamable, por lo demás poseen las mismas partes que una puerta blindada, pero de materiales más resistentes.

Otras cosas a tener en cuenta a la hora de elegir una puerta blindada o acorazada son sus dimensiones que por lo general se adaptan a las dimensiones de entrada a piso es decir 82,5 y 92,5 cm de ancho y 2030 o 2200 cm de alto. Su grueso es algo mayor a las puertas normales de interior: entre 40 y 55 mm, dependiendo de los modelos y fabricantes.

En cuanto al peso, son de peso elevado. Las puertas blindadas pesan de 40 a 45 kg, mientras las puertas acorazadas pueden ser desde ese mismo peso hasta 200 kg.

Algunos de los usos de estas puertas de seguridad son:

*En hogares para proteger la entrada principal y trasera de ladrones comunes

*En oficinas ya que algunas puertas además de contar con protección cuentan con anti acústica que ayuda a la privacidad y orden en el área de trabajo.

*En grandes empresas, negocios y instituciones ya que incluso pueden poseer blindaje anti-balas y anti incendio.