Exquisitez de vino y comida

Disfrutar de una buena comida acompañada de un buen vino es uno de los mayores placeres de esta vida. Sentarse a la mesa y que ese tiempo que compartes con tus amigos o familia se extienda hasta la tarde es una de las mejores actividades que podemos realizar, por ejemplo, un fin de semana.

Los vinos tintos se han convertido en la bebida por antonomasia en nuestra gastronomía tanto a la hora de acompañar suculentos platos como para tomar el vermú un domingo caluroso. De hecho, el vino tinto es muy beneficioso para nuestra salud cardiovascular y para estimular la digestión eso sí, siempre que se tome de forma moderada.

Existen diversas variedades de esta sabrosa bebida. En este caso hemos elegido tres vinos tintos con características diferentes para maridar con distintos tipos de comida desde carnes y asados hasta deliciosos postres.

Tempranillo

Está elaborado a partir de la variedad de uva que le da el nombre a este vino tinto. Se trata de uno de los mejores vinos de producción española fermentado en barriles de roble francés. Destaca por sus aromas a ciruela, vainilla, cereza o clavo y su color rojizo con textura media que aporta al consumidor deliciosas notas que mezclan el sabor de la cereza y el cuero.
Todas sus características hacen que sea un vino perfecto para casi cualquier plato. Desde una deliciosa pasta con salsa bolognesa, una pizza de cuatro quesos o un delicioso solomillo a la plancha.

Petit Verdot

Elaborado a partir de una uva de origen francés el Petit Verdot es un vino que requiere una larga maduración en los barriles. Tiene un color rojo brillante que le aporta una gran intensidad. Se caracteriza por una textura de gran volumen y por unos sabores que nos recuerdan a caramelo, vainilla, ciruelas, frutos rojos y moras ofreciendo un regusto equilibrado entre el dulzor y la acidez.

Es un vino perfecto para tomar junto con una tabla de quesos curados que tengan un sabor fuerte. Asimismo, marida con carnes a la brasa o al horno como el pato o el jamón asado, así como con un buen entrecot de ternera. También se puede tomar con pescados como el atún al ajillo rompiendo, de esta forma, la falsa regla que garantiza que el vino tinto solo marida con las carnes.

Syrah

Uno de los vinos con más fama internacional que existen. SE trata de un vino tinto con un sabor dulce de color rojo picota con tonos violáceos. Entre sus características destaca su sabor potente aunque equilibrado, en el que se pueden notar toques de cerezas, arándanos, fresas, moras, higos y dátiles.

Es un vino que puede tomarse a modo de cocktail con hielo y rodajas de naranja. Asimismo, podemos maridarlo con foie, quesos azules o ensaladas agridulces. Destaca, ante todo, por ser un vino perfecto para tomar con algún postre elaborado a partir de frutos rojos o chocolate.

 

Sara Vigil Iglesias