Exceso de tecnología, un enemigo de la productividad y motivación de los trabajadores

La aparición de la tecnología ha supuesto una clara revolución para nuestra sociedad actual, y no cabe duda alguna que la misma ha logrado grandes e importantes avances, pero no todo es color de rosa.

La aparición de la tecnología también ha traído consigo una disminución de la producción de los trabajadores, así como una pérdida de motivación por parte de éstos, afectando a todo tipo de sectores, desde los trabajadores de industrias hasta las empresas de cerrajerosgetafe24horas.site.

Si bien es cierto que personas de todas las edades se han visto afectados por la tecnológica, debe indicarse que son principalmente los Millennials y generación Z quienes han resultado más perjudicados por la fatiga tecnológica. Vivimos en una sociedad en la cual nos encontramos prácticamente día y noche pagados a nuestros dispositivos tecnológicos y las consecuencias no se han hecho esperar.

Estar hiperconectados ha provocado graves consecuencias en todos los ámbitos de nuestra vida. La sobreestimulación que genera la tecnología afecta negativamente a la capacidad de concentración, además de dificultar la desconexión de los dispositivos tecnológicos.

A todo ello hay que indicar que la hiperconexión afecta negativamente a la capacidad de atención y de aprendizaje de los seres humanos, la cual está disminuyendo debido a la cantidad de información que consumimos en poco tiempo y que resulta totalmente imposible de digerir.

En otras palabras, nos hemos convertido en seres humanos mucho más topes y cansados mentalmente que generaciones atrás. Es precisamente por ello que muchas compañías y grandes corporaciones están comenzando a tomar más medidas para garantizar la estabilidad emocional y física de sus trabajadores.

Y es que, lógicamente, cuando un trabajador es feliz, resulta mucho más productivo para la empresa. Si deseas disfrutar de un fin de semana de desconexión total, contacta previamente con cerrajerosleganes24horas.com de confianza para asegurarte que nadie entrará en tu hogar durante tu ausencia.