¿Cómo se trata una sobrecarga muscular?

Es importante tener en cuenta que una sobrecarga muscular es una contracción involuntaria de los músculos y que es continuada por un esfuerzo muy grande. Para su tratamiento lo mejor que puedes hacer es acudir al fisioterapeuta Ariza, porque así podrás tener una recuperación mucho más efectiva.

Esta es una afección que te puede afectar las extremidades superiores, el cuello o los hombros, donde es mucho más común. Puede ser la consecuencia de la práctica excesiva de deporte o una mala ejecución del ejercicio, y es bastante común en los deportistas.

Cuando esta lesión se detecta lo mejor es acudir a un especialista, porque así se evitará el desarrollo de una lesión más grave. Por este motivo, el día de hoy vamos a conocer mas sobre este tipo de lesiones para que puedas evitarlas.

Síntomas de una sobrecarga muscular

Los síntomas de una sobrecarga muscular son el dolor o la pesadez de los músculos afectados. Además, la contracción involuntaria de las fibras musculares puede ocasionar grandes molestias las cuales hacen que se puedan tener inconvenientes.

Por otra parte, también se pueden producir molestias en las articulaciones e incluso falta de movilidad. Esto causará una gran incomodidad, lo que hace que necesites recurrir a un tratamiento de inmediato para apaciguar tus síntomas.

¿Cuál es el tratamiento?

Es muy importante apaciguar el dolor que ocasionan las sobrecargas musculares, en especial porque esto hará que te sientas realmente mal. En todo caso, se debe manejar la zona afectada mediante aplicación de terapias de calor local y masajeando la zona afectada para evitar inconvenientes.

Para una recuperación más rápida, lo mejor que puedes hacer es recurrir a un fisioterapeuta o a un rehabilitador, quién sabrá elegir el procedimiento idóneo para el grupo muscular afectado. De esta forma, podrás recuperarte de una forma mucho más sencilla y rápida.

¿Cómo se puede prevenir?

Lo mejor que puedes hacer es prevenir las sobrecargas musculares, porque de esta forma podrás conseguir unos mejores resultados. Para la correcta prevención de las mismas debes aplicar los siguientes consejos:

  • Estiramientos: la rutina de estiramientos tanto antes como después del ejercicio es vital para que los músculos se puedan relajar. Esto permitirá disminuir eficientemente el cansancio muscular.
  • Entrenamientos adecuados: es siempre importante adaptar las rutinas de ejercicio a las capacidades de tu cuerpo. Por este motivo, es vital que consultes a un entrenador cualificado, para que te asesoré correctamente sobre los ejercicios que puedes realizar.
  • Descansos en las rutinas: es vital que tengas períodos de descanso en las partes más intensas del entrenamiento. Esto puede ayudarte a evitar cualquier tipo de lesión y a conseguir una mejor recuperación.
  • Hidratación: siempre será necesario estar suficientemente hidratado antes, durante y después de los entrenamientos. Esto permitirá que tu cuerpo tenga los nutrientes necesarios durante el entrenamiento.
  • Fisioterapeuta: siempre se recomienda que acudas de forma regular al fisioterapeuta para que puedas recibir masajes de descarga muscular.

Con estos consejos, podrás hacer que las lesiones causadas por las rutinas de ejercicio muy pesadas sean mucho más llevaderas. De esta forma, conseguirás unos grandes resultados.