Innovación de los Despachos Jurídicos en la Era Digital.

La designada Era Digital, se refiera a la época vigente que pone a disposición un espacio virtual conocido como Internet. Este lugar se caracteriza por la velocidad de las comunicaciones que ha transformado el círculo social en el que viven las personas y su forma de interactuar.

Con respecto a los servicios de grandes y pequeñas empresas, se resume lo siguiente:

“La calidad de servicio que se ofrece a los clientes es un factor determinante que marcará la pauta en cualquier negocio, pero también, la eficacia del servicio que manejes y esto solo se logrará mediante el uso de TIC para mejorar el feedback con el cliente”.

Partiendo de esta idea, desde AB Abogados Bogotá en Colombia, se indica que la aplicación de la tecnología en el área de la abogacía también deberá emplearse y será de uso obligatorio en un futuro a mediano y largo plazo.

La innovación y la metamorfosis digital, son componentes esenciales que van de la mano y apuntan a una transformación cultural, explotando así todos los beneficios de la tecnología con la cual contamos hoy en día.

La expresión de Abogado Digital es usada erróneamente solo por haber una página web o redes sociales, cuando la verdad es que un Abogado Digital es un especializado y técnico en derecho digital. Sabe bien cuáles son las consecuencias legales derivadas del aprovechamiento de las Tecnologías de Información y Comunicación en los diferentes aspectos de la vida cotidiana y acentuando mucho más el hecho de usarla en esta rama tan hermosa como lo es el Derecho Jurídico.

La Inteligencia Artificial (IA) está presente poco a poco cada vez más en la sociedad y en un futuro no muy lejano, pero se descarta que la misma forme parte del remplazo de los profesionales de la mencionada área, ya que no se ha llegado al punto de sofisticación necesario para que realicen las tareas que hace un abogado. Pero si se espera que los abogados gestores y tramitólogos adapten sus servicios y consultas al entorno digital.

Por lo que, todos los gobiernos del mundo deberían adoptar actividades donde incluyan el uso de la tecnología en la administración de justicia, para así producir un enfoque más en la llamada transformación digital.