Qué elementos revisar al comprar un coche de ocasión

A día de hoy, adquirir vehículos de ocasión en Barcelona ofrece todas las garantías y la seguridad que necesitas para saber que acudiendo a esta fórmula de venta, no sólo consigues el mejor coche al mejor precio, sino que no te va a suponer ningún quebradero de cabeza más que los que te pueda ocasionar cualquier otro vehículo del que salgas conduciendo directamente desde el concesionario.

No obstante, y más de cara a conocer el estado de todos los componentes de tu nuevo flamante vehículo, antes que por la necesidad de detectar problemas (los concesionarios de ocasión ya se encargan de comprobar que todo está donde debe y como debe en los coches que ponen a la venta), no está de más que te fijes en los detalles que a continuación te indicamos.

Fuente: autocasio88.com

 

 

  1. Neumáticos

La revisión de los neumáticos no te debe obsesionar, ya que al tener un rango de vida útil por encima del año, no deben encontrarse en un estado por el que debas sustituirlos. No obstante los neumáticos son como la prueba del “carbono 14”: un simple vistazo y sabrás si el coche ha tenido más rodaje del que debe o por el contrario ha descansado en garaje casi todo el tiempo.

 

  1. Frenos

Comprueba el comportamiento de los frenos: si lo hace con suavidad, con brusquedad, que no dé tirones, que no notes vibraciones… En definitiva que responda tal como le ordenas. Durante la frenada atento al comportamiento también del sistema de suspensión, que no debes ni notarlo.

 

  1. Electrónica

Los estudios sobre qué elementos son más susceptibles de avería por los que un coche deba visitar el taller están de acuerdo con que la electrónica es el principal conflicto sobre todo los primeros años de funcionamiento del coche.

Por ello, desde que el contacto se produzca adecuadamente, con suavidad y sin “segundos intentos”, hasta que los elevalunas, cuadro de mandos, etc., responda a la primera y sin interferencias es importante para que esos “primeros años” se eternicen.

 

  1. Cuidados previos

¿Cómo revisamos si han cuidado de nuestro nuevo vehículo o no? Es tan sencillo como fijarnos en los pequeños detalles: desde el nivel de aceite, el líquido limpiacristales, el anticongelante…   Que estos elementos estén acorde como nosotros cuidaríamos (y vamos a cuidar a partir de ahora) el vehículo en cuestión, es indicativo de que se han hecho las cosas bien hasta ahora.

El estado de la tapicería o si encontramos elementos muy nuevos junto a otros que no lo están tanto (indicativo de que lo han tenido que sustituir) son otras de las pistas que nos chivatean por lo que ha pasado el coche antes de acabar en nuestras manos.

Estas revisiones debemos hacerlas por seguridad y por quedarnos más satisfechos como clientes. No obstante, todo coche que pasa por un concesionario de ocasión ya cuenta con este simulacro de ITV previamente pasado.