La mutación del vaso de vidrio al plástico

Desde hace algunos años, el plástico ha sido un gran sustituto del cristal o del vidrio en prácticamente todos los sectores de consumo

Esto ha sido debido a múltiples razones como la facilidad de manejo en los productos terminados; a la practicidad de su uso, a y sobretodo porqué su fabricación supone un coste mucho más barato con lo que también podemos encontrar gran diferencia en los precios.

Tanto es así, que es imposible encontrar en cualquier supermercado o establecimiento productos que no tengan su versión plastificada: platos de plástico, vasos de plástico, vasos de plástico con tapa, cubiertos…Productos que en sus orígenes fueron de vidrio, cristal o metal y a los que cada vez le roba más cuota de mercado

Normalmente cuando hablamos del término plástico, solemos hacerlo  un poco a la ligera… El término plástico en su significado más explícito, se aplica a todas aquellas sustancias de estructuras similares que no tienen un punto fijo de evaporación y poseen durante un intervalo de temperaturas unas propiedades de flexibilidad y elasticidad que permiten adaptarlas y moldearlas a diferentes formas y aplicaciones. Sin embargo, en sentido más figurado, nombra ciertos tipos de materiales sintéticos que se obtienen mediante fenómenos de polimerización o de multiplicación seminatural de los átomos de carbono en las cadenas moleculares de compuestos orgánicos derivados del petróleo y otras sustancias naturales.

Como hemos dicho previamente, todos estos productos de plástico tienen la intención de ofrecer una mejor vista y presentación a los productos abaratando sus costos, con lo que son muchos los clientes que han optado por reemplazar el vidrio, cristal o metal por el plástico, adquiriendo y ofreciendo en sus productos, artículos de plástico de poliestireno (PS) o en otros materiales de gran resistencia como el policarbonato, que es un plástico irrompible.

 

Usos de vasos de plástico

El vaso de plástico (Como cualquier otro producto de plástico) está elaborado a partir de plástico, pero más que el material es el uso lo que cambia en este caso, ya que ofrece muchos beneficios como son su practicidad (no se lavan…), peso (más cómodos), duración (salvo mal uso, tienen más garantía de vida que los vasos de cristal) y resistencia.

Es por ello, que en muchos contextos y lugares su uso presenta más ventajas que vasos, platos y cubiertos de cristal:

  • Escuelas, ya que los niños pueden jugar más tranquilos sin riesgo a cortes por rotura de un vaso de plástico
  • Hoteles y Restaurantes, ya que al ser de un solo uso, ahorran en agua y tiempo el coste de poner una mesa nueva
  • Oficinas, por qué nos permite disponer de una forma más higiénica (conforme usas uno, lo tiras…) la cubertería en nuestros puestos de trabajo