Diez trucos para pintar paredes como un pintor profesional

Conseguir un resultado para cambiar la estancia por completo

 

Si eres primerizo en pintar  una pared o ya eres un experto con mucha experiencia, estas recomendaciones y trucos te ayudaran a que el acabado final sea excelente.

  1. Pinta con la pintura correcta

Tómatelo con calma, encontrar la pintura perfecta para tu trabajo de pintura, aparte de consultar información sobre las marcas más conocidas para escoger la de mejor calidad. La calidad de la pintura es un factor importantísimo como también el color para conseguir un buen resultado.

¿Estas mareado con la cantidad de pinturas que existen? Es de gran importancia elegir la adecuada dependiendo de la superficie.

  1. Elegir brochas y rodillos de calidad

Si vas a comprar brochas o rodillos, siempre elige unos de calidad. Consúltalo en la tienda de pintura y te recomendarán los más apropiados. Unas brochas y rodillos de calidad cubrirán mucho mejor la superficie, por lo que aprovecharás mucha más la pintura, aparte de conseguir un acabado genial. Seguramente será más caro, pero tendrás herramientas más duraderos.

  1. No pintas cuando el día sea caluroso o húmedo

Si no te importa esperar unos días a que seque la pintura, por supuesto. Recuerda que es buena idea tener abiertas las ventanas, no solo para que la pintura seque en el menor tiempo posible, pero también para ventilar el fuerte olor. Un buen consejo es utilizar pintura baja en VOC’s si deseas un producto con menores elementos químicos y tóxicos.

  1. Iluminación apropiada

Una iluminación buena conseguirá que detectes partes que no se hayan cubierto totalmente  de pintura y otros fallos, como también podrás observar mejor el color que has elegido.

Intenta abrir las ventanas y pintar en el durante el momento del día que haya más iluminación. Utiliza luz artificial si es preciso. Algunos trucos para pintar te pueden ayudar a disfrutar la luz solar al máximo.

  1. Paredes lo más limpias posibles

Cuando las paredes están completamente limpias, la pintura agarra mucho mejor. Utiliza agua tibia junto con jabón de los platos. Con la ayuda de una esponja, limpia todas las paredes por completo, sin dejar nada de polvo. La pared debe estar seca totalmente antes de iniciar el trabajo de pintura.

Al finalizar el pintado, también es de suma importancia mantener la superficie limpia, para que el color sea más duradero.

  1. Quítalo todo

Apartar los muebles es lo normal, pero también ten en cuenta quitar las tapas de luz y manillas de las puertas. Si existen clavos en las paredes, quítalos también. Utiliza masilla para rellenar los huecos.

  1. Utiliza cinta de pintor

No seas perezoso, aunque creas que no la necesitas, conseguirás un mejor resultado con la cinta de pintor. Otro punto a favor es que podrás pintar más rápido, sin prestar tanta atención a los detalles.

  1. Pinta de arriba abajo

También el techo, por supuesto. Píntalo antes que nada, y después las partes más altas de la pared. Intenta pintar de arriba abajo sin parar en el centro. De esta forma no caerán gotas en zonas que ya se han pintado.

  1. No utilices mucha pintura

Cada capa debe ser fina. No utilices más pintura solo para acabar antes, ya que tardará más en secar, y tendrás un acabado con burbujas.

  1. Deja secar por completo

Tanto si vas a pintar más capas como si ya acabaste la tarea, dejar que la pintura seque totalmente es preciso. Si no está seca del todo, antes de pintar otra pasada, la superficie puede quedar mal. Deja que la pintura seque durante unas 24 horas antes de utilizar estancia cuando hayas acabado, para evitar que se hagan marcas. Espero que te hayan gustado estos consejos prácticos que usan los pintores profesionales.