Consejos para encontrar tu apartamento ideal

¿Ha llegado el momento de irte de casa pero no encuentras ninguna vivienda que se ajuste a lo que buscas? ¿Por mucho que buscas y analizas el mercado todas las viviendas se te van de presupuesto? Pues te recomendamos que prestes atención y tomes nota, porque en este post con la ayuda de la inmobiliaria en Santa Pola Alicantesol, vamos a darte una serie de consejos que serán clave para ayudarte a encontrar tu apartamento ideal y así poder volar del nido definitivamente. ¡Comenzamos!

¿Dónde quieres vivir?

Lo primero es tener claro dónde vivir: la ciudad, el pueblo, el barrio, la zona… Una vez tengas claro esto, ya podrás comenzar a peinar el mercado y echar un vistazo a todas las opciones disponibles. Como es evidente, en función de la zona, si está más o menos demandada, el precio del apartamento o de la vivienda será mayor o menor. Si has elegido una zona que se escapa de tu presupuesto, te recomendamos que busques alternativas algo más económicas y que te permitan llegar más libre a final de mes.

Ponte un límite

Si quieres asegurarte de que no acabarás pagando de más por tu vivienda y tener que romper el sueño de emanciparte, te recomendamos que te pongas un límite de presupuesto, para así desechar todas las posibilidades que superen ese límite. De esta manera te asegurarás de no escoger ningún apartamento que se escape de tu presupuesto.

Que se adapte a tus necesidades

Piensa que el apartamento que vayas a elegir se va a convertir en tu nuevo hogar, por lo que es importante que se adapte a tus necesidades y que te ofrezca todas las comodidades que necesitas en tu día a día, por lo menos las más indispensables. Si tienes pareja y dos hijos, evidentemente, no elijas un apartamento pequeño que solo tenga una habitación y que se encuentre en una cuarta planta sin ascensor.

¿Necesita obras?

Ten en cuenta antes de dar el sí definitivo, si la vivienda necesitará obras o no. Esto es un aspecto muy importante, ya que el desembolso que tendrás que realizar no será el mismo en una vivienda que esté en perfectas condiciones, lista para entrar a vivir, que en una vivienda que necesites realizar una serie de reformas para tu comodidad.

La diferencia estará en el tiempo y también en el bolsillo, y es que además de tener que realizar un desembolso mayor si tienes que hacer obras, también se demorará tu entrada a la vivienda, ya que hasta que no estén terminadas no podrás disfrutar de tu nuevo apartamento.

¿Amueblada o sin amueblar?

Si no dispones de un presupuesto demasiado elevado, te recomendamos que busques un apartamento que ya venga amueblado, pero si en cambio tienes la ilusión de empezar una nueva vida y quieres comenzarla con buen pie disfrutando de la experiencia de amueblarla tú mismo, busca uno vacío y sin amueblar.