Como cuidar el textil de hosteleria

Las mantelerías de los restaurantes pueden variar en color y tamaño, dependiendo de la decoración del restaurante y de lo grandes o pequeñas que puedan ser las mesas, la verdad es que se convierte en un elemento muy importante que se debe tener muy en cuenta ya que va a decir mucho del sitio en el que comamos. Lo primero que hay que tener en cuenta es que la mantelería debe ser fresca y limpia, nada de manchas que puedan desagradar a los clientes,no hay nada peor que te sientes en la mesa en la que parece sucia, de esta manera se le quitan las ganas de comer hasta el más pintado. Hay muchos restaurantes en los que no se complican mucho y se decantan por los manteles de papel, son más cómodos de quitar ya que van directamente a la basura, pero no dan ese toque de elegancia que esperamos cuando nos sentamos en una mesa, los manteles de papel están mejor vistos en fiestas de cumpleaños para los niños ya que son los que más manchas pueden provocar, pero en un restaurante lo que impera es sin duda un buen textil de calidad.

Cuando se dan comidas en las que hay que atender a muchos comensales nos encontramos con que hay muchos manteles que mandar a lavar, generalmente los restaurantes grandes en los que tienen muchas mesas optan por un servicio de lavandería ya que se convierte en la mejor forma de que un personal especializado le dé el mejor tratamiento a los textiles para hosteleria, la mejor manera de que queden impolutos. Pero quien tiene un negocio pequeño en el que atiende a poca gente a lo largo del día no dispone de un servicio así, así que le toca saber cómo limpiar ese tipo de textil de manera que quede bien limpio y que ninguna mancha pueda estropear un servicio. Así que toca tratar la mancha lo antes posible, con un producto adecuado que las remueva, y luego darle un buen estiramiento con una plancha, desde luego montar las mesas con una mantelería así va incitar a que cualquiera que pase quiera sentarse y degustar los bueno platos de los que se dispongan.

El cuidado de este tipo de cosas dice mucho de un restaurante, ya que va a ser lo que delimite que la gente quiera ir o por el contrario no ir.