Decidir correctamente ante una rotura ya es posible

desguaceseu(1)

Antes, cuando el coche se nos averiaba, tardábamos bastante tiempo en tomar una decisión que fuese oportuna. No es que nosotros no tuviéramos asumida la forma de actuar para lograr el acierto pleno, sino que siempre nos costaba trabajo hacer las cosas de modo tal que nuestros recursos rindieran al  máximo. Afortunadamente desde que la crisis estalló y nos dimos cuenta de lo importante que puede llegar a ser no despilfarrar dinero a la hora de reparar nuestro coche, el ahorro es una cuestión que se ha instalado en nuestra mente de forma patente.  Por eso una de las empresas que más ha crecido, al calor de las reparaciones aparentes y sencillas,  es el desguace.

En realidad deberíamos matizar esto que acabamos de decir y plantear la cuestión haciendo otra afirmación: algunas páginas veteranas como  www.desguaces.eu y otras que podemos encontrar en la Red de redes han  sabido acercarnos el verdadero potencial de los recambios usados. Su buen hacer, el hecho de que sus precios sean bajos y el que los clientes hayan encontrado en estas páginas un sitio en donde se  aúnan calidad y precio han permitido al ciudadano medio salir del pozo de la rotura inasumible y continuar rentabilizando su automóvil al máximo. Y sinceramente, esta forma de actuar ha permitido que el parque móvil de España, que es cierto que es algo viejo, siga siendo al menos viable. Algo es algo…

En estos casos lo mejor de todo es que cualquier repaso a las páginas de Internet que más saben de esto nos confirmará lo que estamos diciendo. Y es que justo es admitir que el recambio usado, bien  revisado y mejor adaptado a los gustos del consumidor de hoy en día se ha convertido en objeto de análisis sesudos por parte de rigurosos especialistas en la materia. De esta forma algo que, a priori, puede ser sospechoso (no en vano hablamos de una pieza que proviene de otro vehículo) se convierte, como por ensalmo, en una apuesta segura si pretendemos darle al bolsillo un respiro. Que sinceramente, ya se lo va mereciendo…

Por otra parte tendríamos que tener en cuenta otra cuestión que avanza en paralelo a todo lo que estamos diciendo: justo al lado de los recambios usados se ha puesto de manifiesto un alza casi sin precedentes de los coches nuevos. De repente mucha gente decide no reparar su automóvil y comprarse un utilitario nuevo. Esta  cuestión, obviamente, depende de nuestras circunstancias, pero nos alegra encontrarnos el que la economía esté lo suficientemente animada como para que mucha gente se lance a adquirir coches nuevos. De esta forma el parque móvil general se renueva y el que no lo hace al menos es viable gracias a las piezas de segunda mano. Que, insistimos, bien elegidas son el mejor complemento a la salud de nuestro bolsillo…